Cosas que no sabías de Ben Hur

Hace poco, bueno, no tan poco que fue semana santa, y es posible que pudieras observar una película clásica tanto de Hollywood como de las películas sobre religión, estamos hablando de Ben-Hur de 1959.

Pero esta película del conocido estudio Metro Goldwyn Mayer no solo es algo clásico y casi obligado a ver, es un filme llenó de datos curiosos y de tecnología más que impresionante de cuando se estrenó en los cines del mundo.

Si no viste la película, será sin duda alguna un buen momento para pensar en donde verla, puedes consultar las plataformas de streaming, rentarla o comprarla. Esta última no es una mala opción.

Si decides esto, asegúrate de usar tus puntos premier Santander, te serán de ayuda y también recuerda que el programa de recompensas te dará cosas extras cuando los uses, consulta los beneficios disponibles.

Charlton Heston no fue la primera opción para Judá Ben-Hur

Charlton Heston acariciando unos caballos blancos

Cuesta mucho trabajo imaginarnos a un Ben-Hur sin Charlton Heston en el papel protagonista, hubo un tiempo en que él no fue ni siquiera considerado para el papel. Pero el destino es caprichoso, y otros grandes nombres rechazaron el papel.

Para Burt Lancaster le pareció una historia aburrida y que trataba el cristianismo de forma despectiva, mientras que a Paul Newman le preocupaba que no tuviera buenas piernas para el ‘outfit’ romano.

¿Quienes fueron los otros contendientes? bueno, la lista fue corta, pero conocida: Marlon Brando, Rock Hudson, Kirk Douglas, incluso Leslie Nielsen.

Miles de extras y duro entrenamiento

Las películas de esa época empleaban muchos extras, pero aquí fueron cerca de 10.000 extras los que formaron parte de ‘Ben-Hur’.

Se tuvieron que importar unos 78 caballos de Yugoslavia y Sicilia. Para la escena de las cuadrigas, Charlton Heston estuvo semanas en un duro entrenamiento, pues en la mayoría de los momentos de esa escena son los verdaderos actores los que dirigen a los caballos.

La Carrera de Cuadrigas, la gran escena

Charlton Heston en la película Ben Hur

 

Esta es sin duda la escena que todo mundo recuerda de ‘Ben-Hur’, la carrera de cuadrigas, donde luchan los antiguos amigos, Messala y Judá Ben-Hur, para saldar cuentas.

Para esa secuencia, el equipo de producción construyó el escenario más grande jamás construido hasta la fecha.

El hacer un estadio romano real no fue fácil, la arena se importó de México y el gasto total fue el más grande de todo el rodaje, la escena tardó 5 semanas en rodarse.

Aparece un reloj moderno en tiempos de la antigua Roma

Es un hecho que es muy fácil de pasar por alto, al final de la carrera de cuadrigas, se puede ver por unos segundos, que en el brazo izquierdo de Messala está puesto un reloj, se presume que es un Rolex.

Sin duda alguna está película fue destinada a la grandeza desde el guion, a vivir por siempre como “una película que debes ver”, pero si quieres ver otras grandes películas, tenemos una lista que te será muy interesante también.