¿Por qué nos obsesiona quemar la grasa de más?

Existen varios métodos como los quemadores y el entrenamiento para aumentar la capacidad de quemar grasa de manera fácil.

Métodos para quemar la grasa

Si los atletas quieren aumentar la capacidad de oxidar la grasa, existen muchos protocolos de entrenamiento diferentes para hacerlo.

Que van desde ejercicios de resistencia prolongados hasta entrenamiento en intervalos de alta intensidad acompañados de algunos quemadores que facilitan el proceso.

Mujer haciendo ejercicio

Actualmente no hay evidencia de que un método sea más efectivo que otro.

La mayoría de estos estudios están un poco alejados de la realidad de todos modos porque…

¿Quién seguiría un programa de entrenamiento con un solo tipo de entrenamiento (solo largo y lento)?

Actualmente no hay evidencia de que un método sea más efectivo que otro.

Mujer pesándose en bascula

Quema de grasas y salud

Otra razón para estar interesado en la quema de grasa sería porque está relacionada con una mejor salud.

Los estudios han demostrado que los problemas con la oxidación de las grasas y la regulación metabólica en general están relacionados con problemas de salud.

Por tanto, parece lógico suponer que los aumentos en la oxidación de grasas son beneficiosos para la salud.

Aunque creo que, en general, este es un argumento bastante sólido, es importante señalar que estamos hablando de la capacidad de oxidar las grasas más que de la oxidación de las grasas en sí.

Quema de grasas

Es esta mayor capacidad del músculo para oxidar la grasa lo que da como resultado beneficios, no la oxidación de la grasa per se.

En la mayoría de los estudios, esta mayor capacidad para oxidar la grasa se logró mediante el ejercicio.

Es difícil separar los efectos de la oxidación de grasas de los efectos generales del ejercicio.

 Conclusión

Entonces, en conclusión, parece que hay mucha evidencia que indica que una mayor capacidad para quemar grasa como resultado del entrenamiento es beneficiosa tanto para el rendimiento como para la salud.

La cantidad de grasa que quemas durante el ejercicio (o en reposo) puede serlo, pero no siempre es un reflejo de ello. La oxidación de grasas no es equivalente a la pérdida de peso.

<<Más: Cómo puedo reequilibrar mi flora intestinal