Aumento de suplementos antioxidantes

Sí, actualmente se ha producido un aumento masivo de los suplementos antioxidantes por sus beneficios en el cuerpo humano.

 suplementos antioxidantes

Suplementos

A pesar de décadas de investigación, los estudios clínicos no tienen pruebas concluyentes que apoyen que la mega dosis de estos suplementos proteja al cien por ciento contra el daño oxidativo, pero se recomienda que se consuman dosis moderadas y se visite a un médico.

Algunas investigaciones señalan que la vitamina E y otros suplementos antioxidantes no protegen contra las enfermedades cardíacas o el cáncer, pero eso depende de cada organismo.

Un estudio incluso demostró que tomar beta-caroteno puede aumentar las posibilidades de desarrollar cáncer de pulmón en los fumadores.

Mujer utilizando licuadora

Hay muchos factores que hay que considerar y analizar, y la investigación sigue investigando la ciencia de la nutrición humana.

El hecho es que las personas que siguen una dieta rica en frutas y verduras tienen menos probabilidades de padecer enfermedades cardíacas y vasculares, diabetes y cáncer.

Es posible que esto se deba a que estas personas suelen llevar una vida más sana, quizás haciendo ejercicio moderado y no fumando también.

En resumen:

Los suplementos y los alimentos ricos en antioxidantes, como las frutas y las verduras, son esenciales para una dieta y un estilo de vida saludables.

Incluso el café, el té, el vino tinto y el chocolate negro pueden incluirse con moderación (un cuadrado de chocolate negro y un vaso de tinto suena especialmente apetecible esta noche por alguna extraña razón).

Si te falta fruta y verdura, empieza por añadir dos raciones de fruta y dos de verdura a tu dieta diaria.

fruta y verdura

Si la fruta y la verdura ya aparecen en tu plato diario, intenta aumentar la variedad.

Los alimentos de diferentes colores ofrecen diferentes nutrientes beneficiosos, así que ¡mezcla!

Mezclar los suplementos y frutas a tu dieta pueden mantenerte mucho más saludable.

También te puede interesar: ¿Por qué nos obsesiona quemar la grasa de más?