Familia viendo una película en el cine

Estar con tus niños en el cine por primera vez puede ser una ocasión muy especial o resultar un desastre.

Sigue estos pasos para que todos tengan una buena experiencia:

Decide si tus hijos están realmente listos

¿Cuál es la edad correcta para llevar a tu hijo al cine?

La respuesta es que todo depende de tu hijo. Muchos niños ven su primera película en el cine a los 3 o 4 años, pero hay padres que prefieren esperar un poco más, especialmente si los niños son sensibles a ruidos fuertes o les da miedo la oscuridad.

Selecciona la película apropiada

Obviamente, la idea es ir a ver un film para niños y la mayoría de las películas con dibujos animados llenan ese requisito.

Pero también es bueno buscar películas que sean lentas y no muy largas.

Estas películas no siempre están en los cines comerciales, pero puedes verlas en cines especializados, teatros, iglesias o escuelas donde muestran películas a los niños más grandes en pantallas gigantes.

Otra muy buena opción es seleccionar películas adecuadas para tus hijos en dispositivos móviles, en estos días ya hay muchas opciones de tablets para niños seguras y confiables para ver contenido de acuerdo con su edad.

Evita los comerciales y promociones de otras películas

La mayoría de las salas comerciales muestran una serie de mensajes publicitarios antes de cada película.

Los niños menores de 8 años no saben distinguir las diferencias entre los comerciales y la película en sí.

Además, muchas veces las promos de películas que están por estrenar tienen un volumen más alto y están llenas de imágenes rápidas, lo que puede ser una experiencia un poco aterradora para la primera vez en el cine.

Planea bien

La mayoría de los niños están de mejor humor temprano en el día, así que llevarlos en la mañana puede ser una excelente idea.

Además, en estos horarios generalmente hay muchos niños a quienes no les importará si tus hijos están hablando durante toda la película.

Disfruta la experiencia y déjate llevar

Tú no serás ni la primera ni la última madre o padre que sale del cine corriendo con un niño asustado, llorando o abrumado por una película.

Sí, es posible que sientas que tiraste el dinero en los boletos si no logras quedarte con tus niños en el cine, pero es mejor que no obligues a tu hijo a quedarse sentado viendo toda la película si aún no está listo para hacerlo.

Antes de llevarlos al cine, arma un maratón de películas con las luces apagadas, para ello te recomendamos que entres a sitios online para ver película y si aguantan un film completo… ¡están listos para ir al cine!

La otra opción es que tengan un break o descanso corto en los pasillos y muchas veces eso es suficiente para preparar a tu hijo y regresar a la sala de cine.