Los antioxidantes y el cuerpo

Si estas interesado en conocer sobre los antioxidantes del cuerpo llegaste al lugar indicado, te compartimos la información que necesitas.

¿Qué son los antioxidantes y los radicales libres?

En primer lugar, es correcto decir que los antioxidantes juegan el papel de buenos en nuestro cuerpo.

¿Quiénes son los malos entonces? Los radicales libres son los enemigos.

Los antioxidantes son sustancias químicas que bloquean la actividad de los radicales libres, otro conjunto de sustancias químicas que son altamente reactivas, pueden dañar las células y potencialmente desencadenar el desarrollo de cáncer.

El cuerpo humano produce radicales libres como subproducto de la actividad celular normal. Sin embargo, demasiados radicales libres pueden ser potencialmente dañinos porque atacan moléculas saludables como el ADN.

Los factores ambientales también pueden afectar los niveles de radicales libres en nuestros cuerpos. El humo del cigarrillo, la radiación, ciertos pesticidas y las dietas ricas en grasas hidrogenadas y alimentos procesados ​​introducen radicales libres en nuestro cuerpo.

El asbesto, un mineral tóxico que se encuentra en la naturaleza y en ciertos productos hechos por el hombre, también provoca la producción de radicales libres que obligan a las células sanas a sufrir mutaciones cancerosas, lo que conduce al desarrollo de mesotelioma .

Los radicales libres también pueden provocar otros tipos de cáncer, así como enfermedades cardiovasculares y envejecimiento prematuro.

Fotos de stock gratuitas de Almendras, anacardos, antioxidantes

¿Cuáles son los mejores antioxidantes para usted?

Los suplementos que se encuentran en los botiquines de muchos consumidores, como las vitaminas A, C, E, betacaroteno y licopeno, contienen antioxidantes.

Si bien estos son beneficiosos en pequeñas dosis, los ensayos clínicos han demostrado que grandes dosis de vitaminas, suplementos y minerales etiquetados como antioxidantes no tienen un efecto significativo en la reducción de nuestro riesgo de desarrollar cáncer o morir a causa de la enfermedad.

Sin embargo, la investigación en curso continúa mostrando que las dietas ricas en alimentos de origen vegetal, incluidas frutas, verduras y granos integrales, reducen el riesgo de cáncer y otras enfermedades y afecciones.

Los compuestos de estos alimentos son ricos en múltiples antioxidantes, no solo de uno en particular, como en el caso de las vitaminas y otros suplementos.

Combinación de antioxidantes de origen vegetal

Una combinación de alimentos naturales que contengan múltiples antioxidantes, en lugar de suplementos, es la mejor opción para obtener los máximos beneficios.

Si bien todos los alimentos de origen vegetal son valiosos para comer, se ha descubierto que ciertos alimentos contienen niveles particularmente altos de antioxidantes y deben incluirse en su dieta todos los días.

Foto De Primer Plano De Arándanos

Los alimentos ricos en antioxidantes incluyen:

Especias: clavo, canela, cúrcuma y comino
Hierbas: orégano, perejil, albahaca, salvia y romero
Frutas: bayas de açaí (pronunciado AH-SAH-E), arándanos, bayas de saúco, moras, ciruelas pasas, ciruelas y granadas
Verduras/Otras Plantas: ajo, jengibre, alcachofas, kale y aloe vera
Frijoles/Leguminosas: cacao en polvo, frijoles negros, frijoles rojos y lentejas verdes
Aunque las bayas de açaí son ricas en antioxidantes, tenga cuidado con lo que consume que alega que contiene la rica fruta negra-morada. Muchos tés, jugos y otras bebidas caros que afirman contener la fruta maravillosa tienen cantidades negligentes de la baya.

Una mejor opción es mezclar un batido de bayas frescas en casa donde puedas controlar los ingredientes, incluido el azúcar.

Pruebe este sencillo batido de bayas para darle un impulso rico en antioxidantes a su día:

Ingredientes:

½ taza de bayas mixtas congeladas
½ taza de yogur natural bajo en grasa (use yogur griego para un refuerzo extra de proteínas)
¼ taza de leche baja en grasa o sin lácteos
1 cucharadita o un trozo de cúrcuma fresca de 2 pulgadas
1 cucharadita de miel cruda (si prefieres un batido más dulce)

Direcciones:

Agregue todos los ingredientes en una licuadora.
Mezcle hasta que la mezcla esté suave.
Verter en un vaso alto y disfrutar.

Experimenta con mantequilla de almendras o anacardos, canela y aceite de linaza para agregar sabor a tu batido:

½ cucharada de mantequilla de almendras o anacardos
½ cucharadita de canela
1 cucharadita de aceite de linaza

También te puede interesar: Las mejores fuentes veganas de vitamina D