Errores que no debes cometer al limpiar el rostro

Si bien es cierto que los cuidados de la piel del rostro siempre serán agradecidos, hay veces que nuestra rutina para limpiar el rostro podría estar dañando más que tener un beneficio.

Hay muchos errores que las personas cometen comúnmente. Sin embargo, queremos destacar los más importantes para que tú no los hagas.

¿Qué no debes hacer al limpiar el rostro?

El primer error es usar jabones líquidos y en barra hechos para lavar las manos, especialmente los que son antibacteriales o desodorantes, pues no están diseñados para la delicada piel del rostro. Estos contienen detergentes que eliminan los aceites naturales que protegen tu piel y la mantienen saludable.

El segundo error de limpieza facial común es usar exfoliantes abrasivos tales como estropajos, cepillos o esponjas de baño. Ninguno de estos artículos está hecho para el rostro y pueden causar micro heridas superficiales que producen enrojecimiento, irritación y una sensación áspera.

Irónicamente, la limpieza excesiva puede aumentar la producción de grasa, puesto que las glándulas sebáceas de tu piel se vuelven más activas para reparar la piel seca. Los únicos momentos que puedes limpiar tu piel del rostro es en la mañana y en la noche.

Por supuesto que es necesario eliminar en la noche y en la mañana el exceso de grasa, el maquillaje y las impurezas acumuladas en tu piel, pero debes hacerlo con suavidad. Para lavar tu rostro de la manera correcta, empieza por mojar tu rostro con agua tibia. (Si usas agua caliente también se reseca e irrita la piel.)


Después aplica un limpiador sin jabón, como las leches limpiadoras. También recomendamos utilizar productos con ácido hialurónico para evitar el envejecimiento prematuro.


Enjuaga completamente con agua tibia (no fría), sécala con toques suaves y quedas lista para el siguiente paso en tu ritual de belleza. Si tardas más de dos minutos en cada paso de tu limpieza, probablemente es demasiado. No es bueno frotar ni enjuagar más tiempo. Entre menos lo hagas, más estarás demorando la aparición de arrugas.